Resultados garantizados

solo pagas si estás 100% satisfecho


Contratandome como tu diseñador web privado, no corres absolutamente ningún riesgo. No tienes que hacer ningún pago por adelantado, y mis honorarios apenas los pagas al final cuando estés 100% satisfecho con el resultado. De lo contrario no me tienes que pagar absolutamente nada pero cancelaré la web que te diseñé.

 

Yo te haré un primer diseño y te enviaré un enlace donde podrás ver tu página provisoria ya online. Después me dices lo que te gustaría que cambie, ya sea los colores, las fotos, la tipografía, la navegación etc. Entonces haré los ajustes, y bajo el mismo enlace podrás ver todos los cambios de inmediato.

 

Haré tantas veces los cambios que quieras hasta que estés 100% satisfecho con el resultado, sin importar el tiempo que me tome.